Digitalización en el mundo de la restauración: argumentos para no desaprovecharla

La digitalización también llegó al área de restauración y no solo para quedarse sino para concederle importantes cambios que, sin duda, le harán más competitivo. La renovación en este sector debe ser una constante en Perú, país en el que para julio del año 2018 reportó un crecimiento  en sus ventas de 1.86 % de acuerdo al INEI. Cambiar el paradigma que implica pasar del soporte en papel al software especializado se traduce en la posibilidad de obtener más información de todos los procesos y tomar decisiones más acertadas.

Tener un  menú acertado, contar con una esmerada atención y hasta una ubicación privilegiada no necesariamente implica el éxito de un restaurante. Son ingredientes valiosos que pueden conquistar paladares pero, llevar adelante  un proyecto tan ambicioso y exigente, implica también el manejo de procesos inherentes a la naturaleza del negocio que pueden resultar ajenos para quienes no pertenecen a este mundo.

Pensemos en un restaurante en el cual los precios son fijados de acuerdo a una estimación sin otro criterio más que la apreciación de sus propietarios; los meseros toman nota de los pedidos en papel y de igual forma son llevados al área de la cocina. Los empleados realizan un proceso similar a la hora de efectuar la facturación al cliente. Tanto las ventas como las compras del restaurante utilizan como soporte el papel y es a final de mes cuando se produce el cruce de toda esta información para concretar los respectivos pagos. En este escenario, es poco lo que se puede aprovechar para conocer el estado del establecimiento en tiempo real y proyectar resultados a corto y largo plazo.

Sin importar el tamaño o tipo de restaurante existen muchos procesos rutinarios que pueden ser automatizados y que contribuirán con el éxito y permanencia de la empresa. ¿Por qué en mi restaurante debería implementar una solución? El software de restauración imprime tecnología y modernización a estos establecimientos, imagen que es percibida de forma inmediata por los clientes, entre otras bondades.

 

1. Contribuye a crear una experiencia más atractiva para los clientes

El ir a comer a un restaurante se ha convertido en mucho más que satisfacer una necesidad física. Muchos coinciden en asegurar que representa una auténtica «experiencia» que va desde el mismo momento en que se realiza una reserva hasta la elección de un plato específico dentro del menú. La interacción con los comensales se produce incluso antes de su llegada al establecimiento, en especial a través de las redes sociales tanto del propio restaurante como de terceros (7 de cada 10 clientes tiene una parada obligatoria en las redes sociales antes de inclinarse por un restaurante). En palabras del experto en el mundo de restauración Diego Coquillat «las puertas de los restaurantes ya no son de madera o cristal sino digitales)

Los críticos más exigentes a quienes tienes que atender han mutado y se han multiplicado por millones en todo el mundo más allá de la figura tradicional que podía destruir o catapultar a un restaurante gracias a una columna en una publicación especializada.

En este escenario, es inevitable pensar que la digitalización terminará permeando el comportamiento interno de los restaurantes para adaptarse a las demandas cada vez más exigentes de los comensales.

La atractividad de los restaurantes para los clientes será un factor clave para garantizar su supervivencia en el mundo digital en el cual los usuarios poseen mayor número de opciones para realizar pedidos. Sin embargo, será el trato al cliente un factor diferenciador que podría garantizar su supervivencia en un contexto en el que la transformación digital cambiará cada día más la forma en la que son realizadas las funciones en el campo laboral según lo destaca el diario New York Times, publicación que señala que “los restaurantes que tienen un muy buen equipo de hospitalidad no desaparecerán, incluso si tenemos más opciones para pedir la comida a través de una tableta”. El liberar a los empleados de tareas rutinarias permitirá destinar más tiempo a la atención personalizada.

 

2. Conocer en tiempo real el panorama de la situación de mi restaurante

Cuando un cliente reserva una mesa, es posible saber de forma sencilla cuáles están disponibles en función del número de personas interesadas, así como estimar un tiempo promedio en el cual podría estar desocupada. Este primer contacto es fundamental e inclusive puede marcar futuras interacciones.

En la restauración es vital el poder evaluar el desempeño de cada punto de venta, métodos de pago utilizados, entrada y salida de artículos, así como el comportamiento de un determinado empleado.

Con la información específica también puede obtenerse una visión general de toda la red. Adicionalmente, la gestión de los pedidos resultará extremadamente eficiente con menos errores y retrasos, tan rechazados por los clientes que esperan ser sorprendidos por el servicio.

Incluso, gracias a la implementación de softwares que responden a las necesidades específicas de cada establecimiento, es posible eliminar todos los incovenientes que traen consigo las impresoras. Por otra parte, en el momento de la selección de los platos por parte del cliente, las sugerencias serán completamente en función de lo que está disponible sin tener que pasar por el penoso momento de informar que determinado plato se acabó.

 

3. Definir la estrategia a futuro de mi restaurante

Las soluciones de restauración ofrecen beneficios mucho más ambiciosos como el hecho de contar con «apetecibles» dashboards que de forma fácil e intuitiva permiten transformar todos los datos en información de utilidad. Puedes saber cuál será la evolución de tu negocio en torno a variables tan específicas como horarios, segmentación de los clientes, promedio de consumo. Si tenemos en cuenta que la capacidad de reacción anticipada nos puede hacer más competitivos, esta herramienta representa un aliado para generar campañas más directas para clientes asiduos, por ejemplo.

También los beneficios se incrementan en cuanto al análisis de costes y adaptación de las cartas a determinada temporada lo que constituye una importante ventaja a tener en cuenta.

Si un determinado restaurante posee varios establecimientos, fácilmente es posible lograr apreciar la interacción entre cada uno de ellos así como obtener un análisis detallado.

Pese a que muchas empresas consideran que es una inversión que no corresponde con su realidad, la digitalizacion de los restaurantes implica una oportunidad para ir un paso al frente en cuanto a las preferencias de los clientes.

Contar con pronósticos exactos de ventas, controlar los costes, manejar el inventario, además de maximizar la satisfacción  y fidelización de los clientes son solo algunos de los beneficios que también se sientan a la mesa. Como en todo proceso de transformación digital, para que la implementación sea lo más productiva posible y se aprovechen al máximo todos los atributos, resulta imprescindible que el personal esté capacitado y alineado con la estrategia. La automatización no puede desvirtuar la forma en que es atendido el comensal, recuerda que el cliente sigue siendo el rey.

 

El blog Business at Speed es una referencia obligatoria para aquellos gestores que quieren mantenerse actualizados en temas de competitividad y excelencia empresarial.

Ve también…