Agile Management: conoce cómo está cambiando la gestión de las empresas

En un mundo cada vez más acelerado y digital, adaptarse es el lema para todos los que quieren sobrevivir en el mercado. Y sí, a veces, existe resistencia al cambio, pero, reconociendo los beneficios para el negocio, la adaptación es más fácil y deseada. Y, por consiguiente, más ágil. La gestión de las empresas está cambiando, ha llegado la agile management.

                                                                                                        

La gestión de las empresas atraviesa, actualmente, una fase desafiante. Como en muchas otras cosas, los modelos que hasta ahora lograban el éxito no van a servir en el futuro. El mundo ha acelerado y nosotros hemos acelerado con él. Queremos más velocidad, más autonomía y, claro, todo esto con menos costes, menos recursos y en menos tiempo. El mundo VUCA desafía la gestión utilizada hasta ahora y la transporta a la Gestión 3.0, la agile management – o gestión ágil.

 

Resumiendo, podríamos decir que la agile management implica solo dos conceptos: velocidad y complejidad. Pero no es tan sencillo. Conseguir alcanzar la agile management comprende, en primer lugar, un cambio de mentalidad, de la cima a la base. Entre otras ideas – como el feedback continuo o centrarse en el resultado – la gestión ágil implica tecnología.

 

La constante evolución de la tecnología desafía, diariamente, rutinas y procesos repetidos durante años. Si es un hecho que algunas tecnologías nos han creado necesidades que hasta entontes no parecían existir, es importante también recordar que, para las generaciones más jóvenes que ya están en el mercado de trabajo, la tecnología es, prácticamente, un dato adquirido e indispensable hasta en la tarea más rutinaria.

 

Echando la vista atrás, por ejemplo, en la educación secundaria las cuentas de multiplicar o dividir se hacían con lápiz y en una hoja en sucio. Hoy es obligatorio utilizar calculadora en los exámenes de selectividad. ¿Por qué? Algunos pueden argumentar que es una cuestión de facilitar, no obstante, las matemáticas evolucionaron y es indispensable aliarlas a la tecnología para enseñar y sacar el mayor partido posible de las temáticas. Se puede aplicar lo mismo a la gestión ágil. No con una calculadora, pero sí con el software de gestión.

 

Si nos centramos, por ejemplo, en los recursos humanos, la tecnología cambió por completo la gestión de personas. A través de la tecnología y de un software de gestión, hoy es posible mejorar procesos de reclutamiento y selección de candidatos, hacer un acompañamiento continuo del trabajador en la empresa y hasta agilizar el proceso de salida de la empresa y todo lo que eso implica.

 

La agilidad es el futuro de la gestión y hay que hacer las empresas ágiles para que se mantengan relevantes y con éxito a medio y largo plazo. Además de la tecnología, existen cinco ideas más que los gestores puedan y deban adoptar para ser más ágiles:

Equipos de dimensión reducida: optar por tener equipos más reducidos – de 6 a 8 personas – y multidisciplinares con autonomía suficiente para solucionar problemas.

Dar feedback continuo: dar feedback a lo largo de todo el proyecto. Al contrario que solo al final, permite corregir continuamente errores y obtener un mejor resultado final.

Mayor número de entregas: en un proceso secuencial en el que la entrega solo ocurre al final, la posibilidad de errar es mayor. Dividir el proyecto en entregas/tareas tiene un benéfico para ambas partes.

Centrarse en el resultado: definir, anticipadamente y en conjunto, objetivos que aumentan el foco, permite mejorar continuamente y medir resultados.

Liderazgo 2.0: ser un gestor que haga crecer los equipos, con formación continua, aumentan las capacidades de los colaboradores y hace la organización más competitiva.

El blog Business at Speed es una referencia obligatoria para aquellos gestores que quieren mantenerse actualizados en temas de competitividad y excelencia empresarial.

 

Ve también…