¿A qué me expongo si utilizo software ilegal en mi empresa?

Los riesgos a los que debe enfrentarse una empresa al utilizar software ilegal o pirata en sus operaciones diarias parecieran no ser ponderados correctamente.  Los datos son preocupantes si se toma en cuenta que las consecuencias pueden mermar la productividad e incluso comprometer el futuro de la propia organización. Las infracciones suponen problemas legales y de credibilidad ante su propio mercado.

A estas alturas, difícilmente pueda existir alguna empresa competitiva que desestime la auténtica transformación que ha representado la utilización del software de gestión para sus procesos y su productividad. Dejar atrás la vieja concepción de flujos de trabajo manuales suma día a día más adeptos en el ámbito empresarial. Las ventajas se multiplican y con ellas los objetivos globales que pueden ser alcanzados.

El interés genuino por fomentar planes concretos que garanticen el desarrollo de competencias digitales, la investigación y desarrollo de Tecnología de Información y Conocimiento (TIC) y el apoyo a las iniciativas del sector empresarial son tan solo algunas de las tareas que quedaron plasmadas en la Agenda Digital para Europa hace ya ocho años  y que han tenido réplicas en países como España.

Sin embargo, cuando hablamos de software ilegal a escala mundial aún es mucho el camino por andar aunque se sabe que los pasos van en dirección correcta. Por un lado se reconoce el peso de las herramientas de gestión para el desarrollo local y para garantizar la consolidación y expansión y, por otro, continúan surgiendo situaciones que podrían retrasar el cumplimiento de las estrategias trazadas en la era digital que benefician muchas áreas relacionadas con contabilidad, finanzas, tecnología, recursos humanos, por citar solo algunas.

 

En qué punto estamos cuando hablamos de software ilegal

Globalmente, el 37 % de las empresas posee software ilegal en sus ordenadores y destacan Europa central y oriental así como Asia, como las zonas con el mayor porcentaje de la torta en cuanto a su utilización (57 % del software empleado no cumple con las condiciones legales).

Solo en España.  el  42 % del software es calificado como fraudulento, valor que está por encima de la media de países miembros de la Unión Europea. BSA Business Alliance concluyó que en el 2018  disminuyó en dos puntos porcentuales la utilización de software ilegal en el mundo, esto gracias a la comprensión de los beneficios tangibles y de acciones concretas llevadas a cabo por 101 países que destacan por sus mejores resultados.

Norteamérica es la región con el índice más bajo (16 %) aunque en valor comercial sobrepasa los $9500 millones.

Aunque moderado, este  descenso obedece a razones vinculadas a la comprensión de problemas de ciberseguridad y robo de datos personales, temas neurálgicos para las empresas.

El software fraudulento termina por ser un catalizador de efectos negativos que bien valen la pena analizar antes de entrar en el mundo de lo ilegal.

 

Pérdidas cuantiosas que afectarán el patrimonio de la empresa

Las consecuencias económicas son uno de los argumentos que más pueden influenciar en quienes tienen el poder de decisión sobre la adopción de un software no autorizado. La frase «lo barato sale caro» evidencia que un aparente «ahorro» terminará en una auténtica pesadilla.

Dependiendo de cada contexto existen marcos legales con mayor o menor grado de sanción de tipo económico y hasta penal. A escala internacional se han alineado esfuerzos para castigar severamente este tipo de prácticas. Leyes como Código Penal, Propiedad Intelectual, Reglamento General de Protección de Datos son algunos de los instrumentos legales que pretenden incluir cada vez más penalizaciones que van desde elevadas cifras – estimadas en función del valor del software – hasta prisión.

En términos de retorno de inversión, las empresas que tienen como política la utilización de software legal, pueden ver reflejados en sus arcas $59 dólares por cada $1, más del 60 % de lo que obtienen aquellas que hacen uso de software ilegal.

Es conveniente la sensibilización a todos los niveles a fin de comprender que el software de gestión forma parte de la estrategia de cualquier empresa y todo esfuerzo que se realice para robustecer la información que maneja debe ser alentada. No puede verse como un gasto sino como una inversión el echar mano de las capacidades tecnológicas para este fin.

 

Poner en riesgo las operaciones de toda la empresa

Otra de las más comprometedoras secuelas relacionadas con el empleo de software ilegal en las empresas está asociada a la vulnerabilidad. Cualquier organización puede, en un abrir y cerrar de ojos, ver cómo todas sus operaciones se vienen abajo.

El mundo del software y, específicamente lo que concierne al área de la gestión, termina por convertirse en uno de los activos más valiosos con los que cuenta una empresa. Los softwares de gestión dominan procesos del área financiera, contable, comercial cuya información es de vital trascendencia para garantizar la consulta de datos en un momento específico, obtener una proyección a mediano o largo plazo y contar con herramientas valiosas para la toma de decisiones oportunas.

Cualquier tipo de ataque cibernético que pudiese poner en peligro la información representa una de las principales preocupaciones bajo la óptica de por lo menos 600 inversores a nivel mundial  que fueron consultados por la firma PwC.

Adicionalmente, es necesario sopesar que los datos también quedan expuestos a terceros, situación de extremo cuidado no solo en términos de estrategia sino a la luz de legislaciones como el Reglamento General de Protección de Datos que impone multas ante cualquier tipo de fuga de información.

 

No responde a las necesidades reales de cada empresa

Si el software no es legal resulta impensable que pueda obedecer a los requerimientos de una empresa ya que esta característica solo aplica para aquellas que, luego de analizar el espectro de opciones, logran que sean identificadas sus necesidades que se reflejan en mejoras en su gestión diaria.

Lo ideal es que el software facilite los procesos internos de las empresas en términos de rapidez y productividad. Pueden obtener ventajas competitivas dentro de su mercado al estar realmente enfocadas en el negocio y no en procesos rutinarios que están ya garantizados a priori.

Otro punto de especial interés para las empresas es el relacionado con crecimiento y expansión de los mercados ya que los softwares terminan por hacerlas cada vez más especializadas y consistentes.

Adicionalmente, el apoyo y asesoría permanente por parte de la empresa que implementa el software es otro punto a favor que economiza tiempo y recursos al  atender cualquier requerimiento o inconveniente. Esta bondad va de la mano de las actualizaciones constantes de las que son beneficiados quienes adquieren los derechos del software.

 

Y su reputación, ¿cómo queda su imagen ante el mercado?

Luego de enfrentar pérdidas económicas, de información y de competitividad, adicionalmente la empresa queda muy mal parada ante sus clientes y proveedores quienes también terminan por desconfiar de los resultados. Ciertamente, aquel que no invierte en recursos para garantizar una operación transparente, tarde o temprano paga un precio alto expresado en credibilidad.

El sondeo Global Investor Survey 2018 de PwC también define una línea entre confianza del consumidor y resguardo de información lo que se convierte en un exhorto para los CEO a fin de invertir más en softwares que cumplan con todos los requerimientos legales.

Este argumento va de la mano de cualquier tipo de programa de Responsabilidad Social de la Empresa ya que engloba también el compromiso  de incentivar un sector de la economía que es directamente proporcional al desarrollo de un país.

El planteamiento «cada negocio es un negocio de software de negocios” refuerza la idea de que no podemos subestimar el valor del software de gestión en las empresas como una herramienta para el crecimiento, el aprovechamiento de los recursos y la optimización de los procesos. Mientras más sólido sea el piso, tanto mejores serán los resultados.

 

El blog Business at Speed es una referencia obligatoria para aquellos gestores que quieren mantenerse actualizados en temas de competitividad y excelencia empresarial.

 

Ve también…