Prórroga de los ERTE: 5 alteraciones que impactan a las empresas

Conoce las medidas anunciadas por el Consejo de Ministros sobre la prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

30 de junio de 2020

Tras la paralización casi total del mercado mundial – como efecto directo del confinamiento provocado por la pandemia del COVID19-, gobiernos del mundo están dictando las incipientes medidas de lo que será la reactivación del músculo productivo. En particular, en España – el sexto en el número de contagios por coronavirus – ha dado los primeros pasos en el recate de la economía y del empleo.

Aquí ponemos a tu disposición, las medidas anunciadas por el Consejo de Ministros sobre la prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y que tienen impacto directo en las empresas:

Nueva fecha para los ERTE

Quedan prorrogados hasta el 30 de septiembre los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), a través del Real Decreto Ley 24/2020. En pocas palabras, las empresas que se encuentran hoy en ERTE – por fuerza mayor – pueden beneficiarse de las bonificaciones vigentes hasta el nuevo aviso.

Observaciones de la prórroga:

  1. Empresas con menos de 50 trabajadores en ERTE parcial tendrán una bonificación en las cotizaciones a la Seguridad Social del 60% para los empleados que se reincorporen entre los meses de julio, agosto y septiembre; y del 35% para los que sigan en suspensión de empleo.
  2. Aquellas con una plantilla superior se beneficiarán de una exoneración del 40% para los trabajadores que se activen y del 25% para aquellos cuya actividad siga suspendida.
  3. Empresas con ERTE total tendrán un periodo transitorio de bonificaciones decreciente: del 70% en julio, del 60% agosto y del 35% en septiembre para las empresas con plantilla inferior a 50 empleados; del 50%, 40% y 25%, respectivamente, para las más grandes.
  4. Las empresas acogidas a ERTE no podrán externalizar actividad y las personas trabajadoras no podrán realizar horas extra.
  5. De existir repuntes del Covid-19, que obliguen nuevamente al cese de las actividades por parte de las empresas, está previsto que se pueda acceder a un nuevo ERTE por fuerza mayor, en este sentido las bonificaciones estarían en torno al 80% para pequeñas empresas y del 50% al 60% para medianas y grandes empresas.