Esenciales para un gestor en vacaciones

¿Cómo balancear la necesidad de «cargar baterías» con lo inevitable de no lograr desconectarse? Ante la  imposibilidad de dejar el trabajo completamente de lado durante las vacaciones existen técnicas clave que es posible aplicar para obtener el máximo partido de los periodos de descanso prolongados.


Si bien es cierto que la gestión descentralizada transformó positivamente la vida de las empresas, haciendo posible la toma de decisiones en cualquier lugar, no es menos cierto que dotó a las personas que hacen del trabajo su principal propósito o razón de vivir, usualmente conocidas como «workaholics», de las herramientas necesarias para estar siempre «conectadas». Es este dilema que coloca a la transformación digital frente aquello que la psicóloga Tamar Chansky ha denominado  «fobia del descanso» y  plantea una pregunta pertinente: ¿habrá acabado la movilidad con el concepto de vacaciones del gestor?

Entre los altos cargos de las principales empresas las opiniones son diversas. Varios CEO, presidentes de consejos de administración y directores de marketing admiten que, durante las vacaciones, consultan el e-mail por lo menos una vez por día y tienen acceso regular a los indicadores de negocio, aunque están conscientes que, por norma, en ese momento el mercado reduce un poco su ritmo.

En resumen, todos coinciden en  que la movilidad dotó al concepto de vacaciones de varios aspectos positivos; el acceso al negocio en tiempo real solo requiere de un smartphone, pero se tornó demasiado tenue la línea que separa trabajo y vacaciones/vida personal. Deben intentar conciliar las responsabilidades de la profesión con la necesidad de descansar y dedicar tiempo a la familia. Sin embargo, esta gestión no siempre es fácil.

 

¿Cómo es posible que con acceso a la información y comunicaciones en tiempo real pueda acabarse con la rutina y descansar? La respuesta a continuación.

 

#1 Delegar funciones     

Aunque en tiempo de vacaciones la mayoría de los gestores esté más preocupado en cargar la batería de los dispositivos tecnológicos que la de ellos mismos, la clave antes del descanso merecido debería ser «delegar»; en otras palabras,  transferir autoridad y responsabilidad para personas de tu entera confianza capaces de substituirte.

En ausencia de miembros de la comisión ejecutiva es fundamental que exista un equipo de dirección con plenos poderes para tomar decisiones en el día a día. Tiene la posibilidad de que, solo en situaciones excepcionales, exista la necesidad de intervención del gestor. Caer en el error de intentar hacer todo solo e implementar una microgestión de todo lo que pasa en empresa es la mitad del camino para el fracaso y, en última instancia, sinónimo de pérdida de control y la imposibilidad de gozar del verdadero significado de la palabra «vacaciones».

 

#2 Automatizar procesos

Configurar workflows con la secuencia de las acciones a ser ejecutadas es la mejor forma de garantizar que, en ausencia del gestor, los procesos transcurren sin problemas, los periodos de ausencia dejan de ser planeados con tanta antelación y las decisiones importantes no son suspendidas por falta de comparecencia física del decisor. Tener herramientas de gestión de tareas, hace posible monitorizar en tiempo real el estado de todos los procesos internos abiertos y actuar rápidamente en función del respectivo histórico.

 

#3 Restringir el uso de la tecnología

Para que las vacaciones cumplan su verdadero propósito es necesario que la gestión del tiempo de placer se guíe por el principio de «vivir bien para trabajar mejor». Es mejor colocar el descanso en el top de tu »to do list» en vacaciones. De esta forma, ante la imposibilidad de acceder y no abrir el buzón de e-mail durante ese periodo, el gestor debe establecer un número limitado de veces para ser consultado y no sobrepasarlo. La misma regla debes tener en consideración en lo que corresponde a los indicadores de negocio. Recuerda que el acompañamiento y correspondiente acción fueron delegados durante tu ausencia y es necesario que todo se desarrolle naturalmente sin tu intervención.

Aunque en la mayoría de los casos sea visto como «pedir demasiado», mantener el smartphone desconectado durante algunas horas por día debería ser implementado por todos los gestores como un principio en vacaciones.

 

#4 Pasar vacaciones en familia o con amigos

Respetar el compromiso de no trabajar en vacaciones o, por lo menos, de trabajar el mínimo posible, se torna más fácil cuando no se está solo ya que la familia y los amigos pueden ejercer cierta «presión» para no defraudar las expectativas. Canalizar el empeño habitual para una nueva tarea relacionada con la mejoría de tus vacaciones, organizar una visita guiada a un lugar al que te gustaría ir, probar un deporte que siempre quisiste hacer o simplemente observar la puesta del sol desde el inicio hasta el final sin la sensación de estar perdiendo el tiempo

Siempre que en las vacaciones sientas dificultad para desvincularte, recuerda cuánto esperaste el año entero por ellas.

El blog Business at Speed es una referencia obligatoria para aquellos gestores que quieren mantenerse actualizados en temas de competitividad y excelencia empresarial

 

Ve también…