¿Cómo hacer que tu negocio llegue a los millenials y aumente así tus ventas?

Si tu negocio aún no tiene en cuenta la generación de millenials, es momento de que lo haga. ¿Por qué? Te daremos dos razones principales:

En primer lugar, porque esta generación –nacida entre 1980 y 1998– es hoy la más numerosa del mundo y tiene un poder de compra que no puede ser ignorado. Y, segundo, porque los millenials son distintos de todas las generaciones anteriores, lo que significa que tu negocio no podrá llegar a ellos con la misma estrategia que utiliza con las demás generaciones.
Pero ¿quiénes son, en realidad, los millenials y qué los hace tan distintos como consumidores?

 

No han conocido un mundo sin tecnología

Lo que, probablemente, distingue más a esta generación es el hecho de que nacieron rodeados de tecnología. Los millenials no saben lo que es un mundo sin Internet, sin móviles, e-mail o redes sociales. Esta realidad tiene un impacto psicológico y social que los estudiosos siguen intentando comprender, pero una cosa es cierta: el mundo virtual y las interacciones online son para ellos una segunda naturaleza. Para estos consumidores es normal, por ejemplo, acceder a la tienda online con el móvil cuando se está en la tienda física, para comprobar los precios o consultar el catálogo de productos. Las marcas tienen que tener una buena web, estar dispuestas a los cambios y atentas a las innovaciones en tecnología.

 

Están siempre conectados

Además de pasar de un dispositivos a otro, los millenials están siempre conectados. Por la noche, el fin de semana, en el trabajo, de vacaciones o de viaje, viven constantemente conectados al mundo y les es muy difícil sobrevivir sin Internet. Acostumbrados a una conexión constante, esperan lo mismo de la otra parte: por eso, quieren respuestas inmediatas y tienen poca paciencia. Las empresas tienen que estar preparadas para que se pongan en contacto en cualquier momento.

 

Viven en un mundo de intercambio y les importan más los gustos comunes que la proximidad geográfica

Los millenials pasan la mayor parte del tiempo en las redes sociales, que crean conexiones entre personas dondequiera que estén. Por ello, esta generación pertenece a un grupo, por los intereses que comparten más que por la proximidad geográfica. Conceptos como patria o nacionalidad les dicen mucho menos que un gusto común Es importante que los negocios sean capaces de clasificar a los consumidores según sus intereses y hábitos de consumo, y que entiendan sus deseos y necesidades más allá de su país de origen o edad.

 

Son multitarea pero no están concentrados por mucho tiempo

Los millenials se caracterizan por pasar de una actividad, tarea, empleo o interés a otro con rapidez, Pedirle a un millenial que se centre en una sola tarea durante mucho tiempo puede ser complicado (y probablemente le genere mucha frustración). Haber crecido en un ambiente multimedia y multitarea ha acostumbrado a sus cerebros a este funcionamiento, lo que les permite intercalar tipos de contenidos, formatos e idiomas constantemente.
Los textos muy largos hacen que se dispersen, por lo que es importante apostar por infografía, vídeo u otras herramientas con componentes visuales.
Teniendo en cuenta todas estas características, ¿cómo puede tu negocio llegar directamente a esta generación de consumidores?

 

Personaliza

Si hay algo que odia esta generación, es la masificación. Sus miembros quieren destacar, hacerse oír y comunicar con su estilo único y propio. Por eso, prefieren productos altamente personalizados y capaces de reflejar su singularidad, como unas chanclas en las que se puede elegir el color y el material de la suela o toda la clase de servicio «a medida». Piensa que tu servicio o producto les permite expresar un poco más de sí mismos.

 

Huye de las estrategias de venta tradicionales

Esta es una generación muy desconfiada en cuanto a las ventas directas y a todas las formas de venta convencionales, como la publicidad. La estrategia aquí se basa mucho en adoptar técnicas de venta más sutiles y que lleven a los millenials a creer que son ellos los que toman la decisión de comprar conscientemente y nada influida por la publicidad.

 

Sé auténtico

Los millenials buscan ser honestos con ellos mismos y esperan la misma honestidad por parte de las empresas. Son alérgicos a la mentira, por lo que abandonarán una empresa sin pensarlo dos veces si se sienten estafados. Sé cumplidor con tus promesas de venta, ni exageres, ni mientas, ni copies descaradamente. Apuesta por productos que muestran su integridad y comunícate de manera real y en sintonía con el servicio que ofreces.

 

Enorgullécete de ser pequeño

¿Crees que ser un negocio pequeño es una desventaja? No cuando se trata de llegar a estos consumidores. Al desconfiar de la publicidad tradicional —normalmente adoptada por las grandes marcas del mercado— los millenials valoran más las pequeñas empresas y los negocios locales. Les gusta crear un vínculo especial y emocional con las empresas y saber el origen de los productos que compran. Son muy pasionales con las marcas a las que son fieles, por lo que es común encontrar en esta generación auténticos historiadores de las marcas que se saben de memoria su historia, procesos de fabricación o todos los productos del catálogo. Invierte en productos locales (que permiten un vínculo mucho más emocional con su origen), en servicios altamente personalizados y en la proximidad fraternal con los clientes.

 

Prepárate para ser rápido al responder

¿Recuerdas que esta generación está siempre conectada? Pues bien, conquistar a los millennials significa estar siempre disponible para responderles de un forma cercana y transparente. Son impacientes, y quieren sus problemas resueltos de la manera más inmediata. No dejes de contestar a un e-mail, devolver una llamada o mostrarte incansable en la atención posventa. Los millenials no se sorpenden con la rapidez de la respuesta: es lo que esperan de cualquier empresa, y no estar a la altura de sus expectativas puede implicar la pérdida de un cliente.

 

Colabora con influencers

A los jóvenes de esta generación no les gusta sentirse forzados a comprar. Les gusta sentir que tienen el control de todo el proceso y por eso es importante asociarse a influencias, personas en las que confían estos consumidores. Bloggers, periodistas, famosos o youtubers ayudan a que tus productos conquisten a los millenials, te permiten atraer más visitas a tu web y te ayudan a vender más.

 

Los millenials buscan una relación auténtica y honesta con las marcas, a la vez que valoran un vínculo emocional con las empresas y los productos que representan. Ten todo esto en cuenta cuando pienses en tu estrategia de venta. A fin de cuentas, es una generación de consumidores devotos a las marcas que les gustan; si logras responder a sus necesidades, también conseguirás crear una base de seguidores leales a tu negocio.

 

El blog Business at Speed es una referencia obligatoria para aquellos gestores que quieren mantenerse actualizados en temas de competitividad y excelencia empresarial.

Ve también…