Pon en práctica estos 7 consejos para promover tu tienda online

Tras crear tu nueva tienda online, es el momento de ganarse a los clientes. Apuesta por una estrategia de promoción creativa y marca la diferencia con tu público objetivo. Inspírate en siete técnicas infalibles para promover tu tienda online.

 

Por fin ha llegado el día: tu tienda online está lista para los primeros clientes y pedidos. Todo está funcionando: productos, diseño y métodos de pago, pero las visitas tardan en llegar. ¿Por qué?

La escasez de visitas no es algo raro, sobre todo cuando una web está en sus inicios. En el amplio mundo de internet hace falta el doble de esfuerzo para destacar… y materializar las ventas. Los frentes de batalla son varios: redes sociales, e-mail marketing, entretenimiento y una red de personajes influyentes bien posicionados ante los clientes que quieres atraer, entre muchas otras estrategias que se pueden adoptar. Integra estas herramientas a tu negocio y a tu público objetivo con acciones centradas en un objetivo principal, sobre todo por el hecho de que tener un conocimiento privilegiado sobre la clientela es esencial para ahorrar en energía y gastos.

Consejo: Acompaña tus acciones de promoción con un análisis de rendimiento de la tienda online (número de visitas, número de pedidos, valor de facturación, entre otros indicadores) para detectar lo que está funciona y lo que debe mejorar.

 

Siete técnicas para promover tu tienda online

  1. Prepara tu presencia en las redes sociales

Los tiempos cambian: los negocios que no están en las redes sociales simplemente no existen. Por eso, no solo tienes que tener una tienda online con un diseño increíble, también tendrás que construir tu perfil en las diversas redes sociales, en consonancia con la imagen de tu marca. Este paso es fundamental para un marketing digital sólido y sin fisuras.

Crea, de manera estratégica, una presencia atractiva en estas plataformas. Ten siempre en cuenta que desde aquí interactuarás con la comunidad de clientes, dinamizarás eventos y también registrarás anuncios en las redes sociales.

Toma nota:

  • Elige las plataformas con base en tu público objetivo. Facebook, Instagram, WhatsApp, Twitter, Google+, Snapchat… la lista de redes sociales es mayor de lo que puede parecer a simple vista. Para aprovechar su potencial y estar seguro de que llegas al público correcto, investiga cuál es el perfil y usuarios preferentes de cada una de estas plataformas.
  • Acepta las críticas. Crear un perfil en una red social es abrir la puerta a una comunidad exigente. Dedica tu tiempo a crear un grupo de seguidores, mantener la comunidad activa y, además, a responder a las críticas de manera cordial.
  • Cuenta la historia de la marca, no fuerces las ventas. En las redes sociales, involucrarse es la clave. Pule el contenido para transmitir tu marca y la historia de tu negocio. Transmite valores, sensaciones e ideas, no solo productos. Los mensajes comerciales agresivos pueden tener un efecto negativo en la comunidad.

 

  1. Lanza promociones y entretén a los usuarios

La oferta de productos es una forma de definir la reputación, confianza y calidad de tu tienda online, superando las vacilaciones de los clientes más nuevos. Un cliente doblemente satisfecho —tanto con el entretenimiento de tu página como con el producto— recomendará tu marca a todos sus contactos.

Mantén una estrategia de sorteos y promociones aun tras el lanzamiento de tu tienda online. Estas dos herramientas son esenciales para aumentar tu notoriedad y la comunidad de seguidores. Pero presta atención a la salud financiera de la empresa: confirma siempre que se dispone de margen para estas acciones o, si no es posible, que se llega al menos al umbral de rentabilidad.

 

  1. Apuesta por el e-mail marketing

Hay una línea muy fina entre el spam y el mensaje correcto. La diferencia está en la manera en que funciona el e-mail marketing e implanta una estrategia eficaz de comunicación con los clientes. Empieza aumentando tu red de contactos (aparte de los clientes registrados) con un formulario de suscripción a newsletters en la propia tienda online. De esta manera, garantizará la comunicación directa con una larga lista de clientes potenciales.

Toma nota:

  • Envía e-mails regularmente, pero nunca excesivos. Evita que te marquen como spam.
  • Ofrece descuentos o acceso a sorteos exclusivos a cambio de suscripciones a la newsletter;
  • Apuesta por contenido relevante y con proximidad al lector;
  • Incluye códigos promocionales y otras ventajas exclusivas en las newsletters;
  • Utiliza los clics generados para analizar tendencias y probar nuevas ideas;
  • Clasifica las listas de e-mail por perfil del usuario;
  • Presta atención a las leyes de protección de datos personales.

 

  1. Crea una red de personas influyentes

Conquistar una base amplia de e-mails y seguidores en las redes sociales es un proceso tardío. Con ello, los influencers pueden prestar una ayuda preciosa en saltarse ciertas etapas.  Y es que ya gozan de una buena posición entre tu público objetivo, a lo que tu marca podrá sacarle partido.

Pero ¿quiénes son, en realidad, estas personas influyentes? El término describe a personas que reúnen, simultáneamente, una gran red de seguidores (en las redes sociales) y una voz influente en tu sector. Por ejemplo, ¿tu tienda vende instrumentos musicales? En ese caso, las personas influyentes de este campo pueden ser blogueros musicales, periodistas especializados y artistas.

Según la posición del influencer, se puede empezar con el envío de muestras gratuitas. Si el producto le convence, podrá mencionar tu tienda online directamente en las redes sociales. Sin embargo, los blogueros con un estatus más elevado cobran por este tipo de referencia. Evalúa la repercusión de una persona influyente, su coste y el rendimiento esperado, para valorar si la inversión ha valido la pena.

Toma nota:

  • Adapta la acción específicamente a cada influencer;
  • Plantéate contratar un embajador de la marca. Es decir, alguien influyente que se sienta identificado con los valores de tu empresa y que promueva tu marca a diario y con pasión.

 

  1. Empieza a escribir

Ofrece algo más a quien visita tu tienda online: publica un blog asociado a tus productos. De esta forma, conseguirás ventaja en tres áreas distintas: contenido relevante para los clientes (y para alimentar las redes sociales), distinción en el mercado y, por supuesto, mayor alcance.

Piensa en contenido (texto, imágenes y vídeos) que pueda atraer a tu público. Volviendo al ejemplo de la tienda de instrumentos musicales, puedes crear un artículo sobre «Cómo elegir un piano» o un tutorial sobre «Cómo cambiar las cuerdas de la guitarra», por ejemplo. El blog te ayudará a subir niveles en las páginas de Google cada vez que alguien busque estos temas.

 

  1. Invierte en anuncios

Otra forma de generar visitas para la tienda son los anuncios de pago. Prueba los AdWords de Google y, con un presupuesto reducido, podrás crear anuncios de pago por clic que aparecerán en las páginas de resultados del motor de búsqueda, basado en palabras clave. Publica más anuncios en las plataformas en que estás presente (Facebook, Pinterest e Instagram, por ejemplo) para aumentar tu comunidad de fans y las visitas a tu tienda online.

Toma nota:

  • No dejes que te cieguen los bajos valores medios por clic y controla con rigor el presupuesto que cedes a estas campañas.

 

  1. Compárate con la competencia

¿Ofreces una oferta competitiva dentro de tu campo? En ese caso, tu tienda puede salir beneficiada de estar integrada en comparadores de precios. Estas plataformas presentan las varias ofertas del mercado para un mismo producto.

La gran ventaja de esta estrategia es llegar a potenciales clientes que ya saben exactamente qué producto buscan y están más predispuestos a comprar. Recuerda, no obstante, que figurar en estos comparadores tienen un coste asociado (normalmente siguiendo el modelo pago por clic).

 

Recuerda siempre…

Promover tu tienda toma tiempo, esfuerzo y dinero. Aun así, hay que centrarse en transmitir confianza a los clientes. Si la experiencia de compra es mala, no hay marketing digital que pueda hacer volver a ese cliente —o que lo impida hacer comentarios negativos en Internet y a tu círculo—.

 

  Mantén la confianza de los usuarios con:

  • Buenas experiencias de navegación en la tienda;
  • Seguridad online;
  • Productos que se correspondan con lo que consta en la web;
  • Rápido procesamiento de pedidos;
  • Apoyo técnico y de ventas.

 

El blog Business at Speed es una referencia obligatoria para aquellos gestores que quieren mantenerse actualizados en temas de competitividad y excelencia empresarial.

Ve también…